Imperio

by Doctor Divago

/
1.
2.
3.
04:05
4.
5.
6.
7.
02:49
8.
9.
10.
03:33

about

Décimo disco de Doctor Divago

credits

released October 8, 2013

Listado completo de canciones

1. Sólo la mitad de la mitad de mí
2. Gracia Imperio
3. Debilidad
4. Ni una pizca de tu amor
5. Sonaba Julio Galcerá
6. La deriva continental
7. 92 horas
8. Una vida plena
9. Un argumento tan malo
10. Barney Ross

Letra y música: Manolo Bertrán
Arreglos: Doctor Divago

Asensio Ros “Wally”: batería
Antonio H. Chumillas “Chumi”: armónica
David Vie: guitarras
Edu Cerdá: bajo y coros
Manolo Bertrán: voz y guitarras

Dani Cardona: percusiones
Javi Gafotas: coros en “Gracia Imperio” (invitado especial).

Grabado y mezclado en El Sótano (Valencia). Producido por Dani Cardona.
Masterizado por Enrique Soriano en Crossfade Mastering (Valencia).
Ilustraciones y maquetación: Antonio H. Chumillas “Chumi”
Grabado con batería Santafe y Vie Pedals
Dedicado a toda la familia Divago, con nuestro agradecimiento eterno.
Gracias especiales a Toni Gominola y Raúl Tamarit.

tags

license

all rights reserved
Track Name: Sólo la mitad de la mitad de mí
Sólo la mitad de la mitad de mí está muerta,
el resto sobrevive y está alerta.

Tres cuartos están definitivamente curados
aunque ni médicos ni sanadores lo ven claro

Hay algo eterno y poderoso dentro de mí,
estoy cada día más guapo y es por ti.
estoy cada día más guapo y es por ti.
estoy cada día más guapo y es por ti.

Creíais que estaba drogado,
pensabais que estaba dormido
y yo estaba acumulando
la fuerza del sinsentido,
toda la nobleza del desvarío.
Sé que estoy vivo ahora que deliro.

Los muertos sólo viven en los sueños
para superar el trauma primero.

Padres, contad los sueños a vuestros hijos
que os cerrarán los ojos cuando acabe el ciclo.

Flotaremos perfumados con insecticida,
flotaremos a pesar de las pesadillas,
de los sueños se convierten en pesadillas.
Los sueños se convierten en pesadillas.

Creíais que estaba drogado,
pensabais que estaba dormido
y yo estaba acumulando
la fuerza del sinsentido,
toda la nobleza del desvarío.
Sé que estoy vivo ahora que deliro.

Sólo la mitad de la mitad de la mitad de la mitad de la mitad de la mitad...
Track Name: Gracia Imperio
En el número 1
de la calle tres Forques,
no muy lejos de casa de mamá,
casi enfrente del legendario Caverna Rock bar,
allí murió Gracia Imperio,
la policía encontró el gas abierto.

Era la vedette de los ojos musulmanes
la misma que encandilaba a nuestros padres

Gracia Imperio
sigue arropada por su misterio
en una foto dedicada que conservo.
La extraña muerte junto a su exnovio
fue noticia en todos los periódicos

Nadie supo quién abrió la espita del gas,
se cerró sin culpables el caso policial

Gracia Imperio,
primera vedette de Colsada
la estrella del Apolo y del Ruzafa.

En el número 1...

Gracia Imperio
sigue arropada por su misterio
en una foto dedicada que conservo.

Gracia Imperio,
primera vedette de Colsada,
la estrella del Apolo y del Ruzafa,
deslumbra en esta foto que conservo,
que era de mi padre y que conservo.
Track Name: Debilidad
De
débil
debilidad
es lo que siento por ti
es lo que siempre sentí.

¿Cómo se llama?
Debilidad.
No, yo no he dicho "felicidad".
Debilidad hasta firmar la rendición.

Y no puede ser amor
No puede llamarse amor.

De
derrota
derrotado hasta no saber quién soy,
debilidad hasta en el cuerpo
debilidad, debilidad, debilidad...

Y no puede ser amor
No puede llamarse amor.
Track Name: Ni una pizca de tu amor
Ayer tuve tu palabra, tu piel y tu voz
hubiera jurado yo que tenía tu amor.
¿Para qué necesitaría yo ni una pizca de tu amor?

Gritaba tu nombre hasta debajo del mar
Besaba el anzuelo, lo acabé por tragar
¿Para qué necesitaría yo ni una pizca de tu amor?

Yo era entonces una niña bonita y rota
de memoria cuarteada y risa floja
que luchaba contra el mundo entero
con su clavícula y con su pelo
por cada partícula de ti
que mataba por habitar en ti.

El saco de sangre que yo siempre fui
a bordo de un taxi, hoy escapa de ti.
¿Para qué necesitaría yo ni una pizca de tu amor?
Track Name: Sonaba Julio Galcerá
Sonaba Julio Galcerá en el viaje de vuelta
poniendo fin a una noche francamente turbulenta,
noche de falsificadores y de adivinos
de sembradores de discordia y malversadores compulsivos.

Hizo falta descender hasta el infierno
para reconocerlos.
Todo el vino que bebimos juntos
nos convirtió en seres de inframundo.

Sonaba Julio Galcerá en el viaje de vuelta
cuando por fin abandonamos las tinieblas
con el recuerdo de los timadores y los embusteros
congelados en el estanque de lágrimas de hielo.

Con los iracundos y aduladores,
con los estafadores,
bebimos del vaso de los mil fraudes.
Ya nada volverá a ser como antes.

Calmamos la sed de mil demonios
bebiendo de mil amores
del pozo de los traidores,
y en el fondo hicimos negocios,
nunca más estaremos sobrios,
nunca más.

Sonaba Julio Galcerá en el viaje de vuelta
Sonaba Julio Galcerá en un bucle perfecto...
Track Name: La deriva continental
En un remoto tiempo
tú y yo fuimos una unidad
formada por un solo cuerpo
de incontrolada humanidad.

Como Pangea, el continente gigante,
tú y yo fuimos algo tan grande
que la ira de los dioses se desató.

Como Pangea, el continente gigante,
tú yo fuimos algo tan grande
que la deriva continental nos separó,
nos partió
en este amargo tú y yo.

Un solo ser descomunal,
el lagarto dios de los terremotos,
tan enormes fuimos nosotros
que nos mandaron castigar.


Como Pangea, el continente gigante,
tú y yo fuimos algo tan grande
que la ira de los dioses nos separó,
nos partió
en este amargo tú y yo.

Como el lagarto dios de los terremotos,
tan enormes fuimos nosotros
que la ira de los dioses nos extinguió.

Como Pangea, el continente gigante,
tú y yo fuimos algo tan grande
que la deriva continental nos separó,
nos partió
en este amargo tú y yo.
Track Name: 92 horas
Tú me quemas en los ojos
cuando no estás.

Se me secan las entrañas
por no comerte más.

Tú me lates en los ojos
inundado, anudado y loco
antes, durante y después
antes durante y después

92 horas sin verte...

Tú me pones de los labios
cuando no estás.

Estoy por ti de los labios
Sólo te puedo encontrar

como chocan la vida y la muerte
con un ruido estridente.
encajaremos tú y yo,
nos amaremos los dos

92 horas sin verte...

Y se hunde el techo,
roto de quererte.
Track Name: Una vida plena
Volver a sentir
el anhelo de una vida plena
que prescinda de la luna nueva.

Sin necesidad de esperanza
flotar en la nada voluptuosa
del eterno ahora,
donde siempre es por la mañana.

Volver a sentir
el anhelo de una vida plena
ligera como un copo de avena.

Bostezar virutas de magia,
fundir el plomo de la memoria
cultivar la ciencia de estar en la inopia
bombeando toda la savia.

Y aprender el arte de respirar.

Volver a sentir
el anhelo de una vida plena
siempre a merced de la marea.
el anhelo de una vida plena
en el interior de la ballena.

Sin necesidad de esperanza.
Track Name: Un argumento tan malo
Fuimos los únicos que vimos a la luna
regresar de nuevo a su océano
hundiéndose con todo lo que éramos.
Para el resto todo sigue igual,
igual de mal.

Fue mientras narrabas esa historia futura
en la que ya no nos soportábamos.
Sin luna aprenderíamos a odiarnos.
Pero el resto no ha notado nada
de nada.

Nos daba risa pensarlo,
un argumento tan malo
como no existir
y no podernos arrepentir

Sentimos el eco del planeta gemelo
donde todo ocurrió primero
en un falso directo de milenios
¿que no evitará que nos marchemos
riéndonos?

Nos daba risa pensarlo,
un argumento tan malo
como no existir
y no podernos arrepentir.

Nos daba risa pensarlo.
Nos daba la risa.
Track Name: Barney Ross
Barney Ross
apuesta por Barney Ross.

En una sola noche de terror
su pelo se volvió blanco como la nieve,
rezando con todo el fervor
con la cabeza hirviendo de fiebre.

En una sola noche de terror
no queda morfina para Barney Ross
no queda morfina para Barney Ross.

En el infierno de Guadalcanal
a nadie le salvó la campana
Los mosquitos le acribillaban,
fueron casi peor que las balas.

En ese hoyo de Guadalcanal
se escondía la malaria con su dolor brutal
y morfina para poderlo soportar

Barney Ross
apuesta por Barney Ross.

Diez años antes, en el 32
la multitud aplaude al chico del ghetto
El Chicago Stadium es un clamor
y Barney gana el campeonato ligero.

En 1932
todas las portadas son para el campeón
que ahora va a triunfar en Nueva York

Barney Ross
apuesta por Barney Ross

En una sola noche de terror
no queda morfina para Barney Ross
Suplicándole al doctor una inyección

Barney Ross
apuesta por Barney Ross.