Especial de la casa

by Doctor Divago

supported by
/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      €7 EUR  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    12 euros + gastos de envío

    Includes unlimited streaming of Especial de la casa via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 5 days

      €17 EUR or more 

     

1.
02:57
Hubo una vez que todo encajaba a la perfección, hace tanto tiempo que el recuerdo se hace difícil hoy. Yo decía "Dios, esto no puede ser tan bueno. Dios, despiértame de este sueño. Dios, sin haber mordido el cielo cómo he podido vivir". Hubo una vez que todo encajaba a la perfección. Fue un solo instante, un trago largo y liberador. Yo decía "Dios, esto no puede ser tan bueno. Dios me estaba tomando el pelo. Dios, sin haber mordido el cielo cómo he podido vivir". Muerto de risa estoy, muerto de risa hasta hoy. Y no me encuentro bien ni mal. Muerto de pena por ti, estoy de rabia hasta aquí, donde el recuerdo estalla en mil. No debería quejarme más. Hubo una vez que todo encajaba a la perfección, hace tanto tiempo que el recuerdo se hace difícil hoy. Yo decía "Dios, esto no puede ser tan bueno. Dios, despiértame de este sueño. Dios, sin haber mordido el cielo cómo he podido vivir".
2.
Con los ojillos brillantes y la cabeza pesada, yo soy el hombre que carga el cosmos sobre sus espaldas. Cargo con el peso de todas las generaciones, de los lugares comunes, de los miles de millones de errores. pero hoy me siento ligero como una pluma, excitado como un colegial, sudando una alegría profunda animalesca y vital. Yo soy quien tiene las llaves del sótano del mundo, el que concentra las fuerzas de los vivos y de los difuntos pero hoy me siento ligero como una pluma, excitado como un colegial, sudando una alegría profunda animalesca y vital. Yo soy el gran culpable, el único responsable. el de la conciencia plomiza, incapaz de soltar lastre. pero hoy me siento ligero como una pluma, excitado como un colegial, sudando una alegría profunda animalesca y vital.
3.
02:48
Eva tiene la cabeza llena de nubarrones, de animales raros, de preguntas raras, y es igual que su madre. Aunque Eva no se ha dado cuenta su madre toma demasiadas pastillas, la ilusión por la vida la perdió en una cama. Eva tiene doce años más de los que aparenta y, siempre lo ha dicho, lo que teme de veras es llegar a cuarenta. Eva marca a los hombres que intentan conseguirla. Saben a qué puerta llamar, lo saben. Eva sabe lo que quiere y es feliz así. Que Eva encuentre lo que busca depende de ti. Eva tiene la cabeza llena de nubarrones, de animales raros, de preguntas raras, y es igual que su madre. Eva sabe leer en los ojos y en las sonrisas, sabe hasta el orden en que sus vecinos pasarán por su cama. Eva está muy arriba, satisfecha de seguir con vida. Si la veo le diré que traiga una amiga. Eva sabe lo que quiere y es feliz así. Que Eva encuentre lo que busca depende de ti. Eva tiene el cutis de porcelana, rubia, discreta, hotel, domicilio, inclusive domingos, y control sanitario.
4.
Vacío mi copa y la vuelvo a llenar. Invito a las estrellas para brindar Por los amigos que se marcharon Sin dejar su dirección. Y aquel que por arte de magia desapareció. Por los que se equivocaron, Por los que no tuvieron cuidado. La historia se maquilla una vez más. Si hubiera una pastilla que me hiciera olvidar, Sería tan hermosa una segunda oportunidad Con las personas que quise pero no pude soportar. Con aquellas que me fallaron Y las que me dejaron tirado. Ahora brindemos en silencio por los tontos buenos tiempos. Que sirva otra ronda el recuerdo traidor Hasta que no sintamos el más mínimo dolor. Brindemos en silencio por los tontos buenos tiempos. Que pague otra ronda el recuerdo traidor Hasta que no sintamos el más mínimo dolor.
5.
No necesito más reproches para entender ni consultar ningún oráculo. El laberinto ha cambiado su disposición Y estamos encerrados. ¿No ves el círculo, cariño, que ya se cerró? Y cuando algo queda dentro se hace aun más vicioso y más pequeño estancando el veneno. ¿Es tan fácil para ti dormir cuando yo estoy hablando? Tengo algo lento que contar. Está de luto mi voluntad. Los balances son tan largos que los he llegado a odiar. La arrogancia de tu espalda es la que busco tantear. Ahora la vida me ha vuelto a sentar En el mismo banco un millón de años después. ¿Acaricié aquí su sexo? Ya ni me acuerdo. Se me olvidan las palabras, las cosas que llegué a odiar si tú mala leche enferma no me alimenta más. No necesito más reproches para entender ni consultar ningún oráculo. El laberinto ha cambiado su disposición Y estamos encerrados. ¿No ves el círculo, cariño, que ya se cerró? Y cuando algo queda dentro se hace aun más vicioso y más pequeño estancando el veneno.
6.
En el número 1 de la calle tres Forques, no muy lejos de casa de mamá, casi enfrente del legendario Caverna Rock bar, allí murió Gracia Imperio, la policia encontró el gas abierto Era la vedette de los ojos musulmanes la misma que encandilaba a nuestros padres Gracia Imperio sigue arropada por su misterio en una foto dedicada que conservo. La extraña muerte junto a su exnovio fue noticia en todos los periódicos Nadie supo quién abrió la espita del gas, se cerró sin culpables el caso policial. Gracia Imperio primera vedette de Colsada la estrella del Apolo y del Ruzafa. En el número 1... Gracia Imperio sigue arropada por su misterio en una foto dedicada que conservo. Gracia Imperio primera vedette de Colsada la estrella del Apolo y del Ruzafa deslumbra en esta foto que conservo, que era de mi padre y que conservo.
7.
03:28
Cada despertar alumbra un hombre distinto que seguirá luchando contra el infinito. El mundo ha menguado hasta quedarse como la palma de su mano. Es tan diferente lo que soñó de lo que recuerda haber soñado todos estos años... El mismo que ayer lloraba, hoy se despierta a carcajadas. El mismo que ayer juraba decir toda la verdad, hoy nos engañará. El hombre actuando para el microscopio Si al menos pudiera expulsar un solo demonio... El mismo que ayer lloraba, hoy se despierta a carcajadas. El mismo que ayer juraba decir toda la verdad, nada más que la inútil verdad, hoy nos engañará.
8.
02:28
Las palabras no son mis amigas yo quiero silencio, quiero silencio. A la vocecilla de arriba le pido silencio, sólo silencio Para escuchar mejor para quererme mejor para apreciar mejor cómo flota el polvo doméstico a mi alrededor y cómo se convierte en polvo cósmico cuando pasa a mi interior Vuelvo al bar de las confesiones donde se guardan bien los secretos los camareros que lo saben todo, ellos entienden bien mi silencio. En el reencuentro y en la despedida, la despedida definitiva cuando vaya a asomar el lamento lo ahogaremos sólo con silencio Para escuchar mejor para quererme mejor para apreciar mejor cómo flota el polvo doméstico a mi alrededor y cómo se convierte en polvo cósmico cuando pasa a mi interior
9.
A Charo las personas la engañan antes de conocerla, por eso le cuesta distinguir si está viva o muerta. Cuando la conocí era un manojo de nervios y ahora que ya no está conmigo sigue muerta de miedo. Ella me invitó a su habitación de flores de manzanilla. Un grillo enjaulado esperaba el primer rayo de sol que no llegaría a pesar de su canto desgarrador. Bebíamos orujo de hierbas mientras repetía su pasatiempo favorito de toda la vida: le gusta sentirse una estrella de las que ya no quedan y con eso justifica el que nadie la entienda. Ella abrió fugazmente su corazón de pétalos de espejo. Caí rodando por una escalera de caracol. Sigo preso en su infierno aunque ya sé que nunca me dio su amor. Si la miras a los ojos me verás pidiéndote socorro. Y si crees que estoy mintiendo en su respiración se escucha mi lamento Te dice que el mundo sería perfecto sin ella y pasas a formar parte de su tristeza. Ella abrió fugazmente su corazón de pétalos de espejo. Caí rodando por una escalera de caracol. Sigo preso en su infierno aunque ya sé que nunca me dio su amor Si la miras a los ojos me verás pidiéndote socorro. Y si crees que estoy mintiendo en su respiración se escucha mi lamento.
10.
04:01
Srta. Alfa, ya no esperes más, el próximo invierno me verás llegar si no me pierdo. Estuvimos juntos mucho tiempo atrás, compartiendo un cuarto que hay que ordenar y acabamos hartos. Y ahora quiero que estés a mi lado para que me cuentes qué es lo que ha pasado. Otra vez no recuerdo nada, me pregunto dónde te voy a encontrar. Necesito que estés a mi lado, intercambiar la protección, y surcar el océano negro de la mano hasta que salga el sol, hasta que salga. Mi eterno adolescente, tienes un hogar, vives en un cuarto que hay que ordenar, ya me tienes harto. Srta. Alfa, abre tu buzón, conecta de nuevo tu contestador y escucha mi aliento. Ahora quiero que estés a mi lado para que me cuentes qué es lo que ha pasado. Otra vez no recuerdo nada, me pregunto dónde te voy a encontrar. Necesito que estés a mi lado, intercambiar la protección, y surcar el océano negro de la mano hasta que salga el sol, hasta que salga, hasta que salga el sol, hasta que salga.
11.
En la Navidad de mi locura Papá Noel donó sus calmantes al pesebre de sábanas blancas. Para que no se nos confundiera Jesucristo llevaba un hermoso clavel en la solapa de su pijama. Ensayábamos el coma profundo y la remisión fugaz del Año Nuevo. Viajando, lejos, sin salir de la celda acolchada. Tras la limpia luz del sueño eterno Conducíamos, a ritmo de electroshock, nuestro tren de juguete. Compartíamos hasta los clavos y un blando relleno de libertad en nuestra almohada narcotizada. Ensayábamos el coma profundo y la remisión fugaz del Año Nuevo. Viajando, lejos, sin salir de la celda acolchada.
12.
Llegué tan tarde como de costumbre, enredado por la armónica de Chumillas (un mago de mi memoria). Un amasijo de carne atenta contra el discurso. Las palabras cambiaban de significado si te movías un palmo. Y el paraíso a tan sólo dos pasos de mí. Lo pisoteé tan a gusto... Medía algo menos de un metro cuadrado. Se notaba la mano de Eva mucho más que la de aquel dios de los libros antiguos y de las canciones de amor. Bonita voz la que seguía hablando. Si cambiabas de sitio cambiaba su timbre y hasta el sentido de su mensaje. Yo me mantuve muy quieto esperando mi turno. El querubín, borracho, me mandó llamar por fin. Vi su espadita de fuego. Y el paraíso a a tan sólo dos pasos de mí. Lo pisoteé tan a gusto... Medía algo menos de un metro cuadrado. Se notaba la mano de Eva mucho más que la de aquel dios de los libros antiguos y de las canciones de amor. Tengo la tierra del edén en mis uñas. Ahora creo que ya puedo Morir. Ya estoy preparado para morir. Olvídate de mi peor momento.
13.
A veces parecemos santos A veces parecemos santos pero no nos van a canonizar Somos como especialistas Actuando fuera de forma. Y pensamos que nadie lo va a notar. Visitamos de nuevo la lona Dios nos niega la revancha Y cuando acaba la toma nos llevan al hospital Si supieras lo poco que me importa Estar fuera de lugar Pasando las páginas hacia atrás Sin conocer el final. Si supieras que lo único que deseo es Poderme instalar Un minuto antes de la realidad... Ahora estoy mirando mis pies colgar Sentado sobre la montaña De cosas que desconozco Y que ya no voy a aprender Con una sonrisa de satisfacción Que se ha instalado en mis labios, el pelo empastrado de errores, y colonias de confusión. Si supieras lo poco que me importa Estar fuera de lugar Pasando las páginas hacia atrás Sin conocer el final. Si supieras que lo único que deseo es Poderme instalar Un minuto antes de la realidad... Un momento antes de besarte Un instante para nuestro adiós No me importa perdérmelo todo Un milisegundo de dolor Un minuto antes del naufragio Antes de chocar contra el iceberg Mientras la orquesta sigue tocando Esa canción titulada “Ayer”. Pagamos por nuestros insultos Cobramos por fingirnos cuerdos. Si supieras lo poco que me importa Estar fuera de lugar Pasando las páginas hacia atrás Sin conocer el final. Si supieras que lo único que deseo es Poderme instalar Un minuto antes de la realidad... Un minuto antes de la realidad. A veces parecemos santos.
14.
Soy un vertiginoso atleta moral. Atesoro, con esmero, todo mi fluido vital; pero puedes cambiarme y ser la dueña de tanta riqueza con sólo aproximarte; con sólo hacerme un guiño con tan sólo una palabra liberaremos la pena de vivir, eternamente, acosados por los creadores de la angustia. Soy un vertiginoso atleta moral. Tengo miedo de mí mismo. Busco quien me pueda ayudar. He batido los récords, soy plusmarquista de la pureza. Pero has llamado a mi puerta. Abriremos los cerrojos. Si nos queda algo de fuerza liberaremos la pena de vivir, eternamente, acosados por los creadores de la angustia.
15.
¿Sabes lo que de verdad me desespera? El agua calmada y la brisa suave, Mi corazón latiendo siempre fuera de ritmo El juego del domingo y el acorde que ahora va a sonar... ¿Sabes lo que de verdad me desespera? Los disparos del amor con silenciador Las noches de sordera y premonición Buscar el analgésico que pueda calmar tu dolor. ¿Me escuchas? Aún puedo cantar más fuerte. Caigo de pie, saco sobresaliente. Pero no suele salir bien Me desespero cuando pienso, hablo, escucho, veo. ¿Sabes lo que de verdad me desespera? Escalar la alta cima semioptimista El amor que se mide en la escala Richter Saber que si recobro la fe la volveré a perder. ¿Me escuchas? Aún puedo cantar más fuerte. Caigo de pie, saco sobresaliente. Esta vez va a salir bien Me desespero cuando pienso, hablo, escucho, veo, Canto, grito, te deseo, Callo, sufro, pataleo...
16.
Yo no busco que me comprendan ni que me conozcan a fondo. No quiero que me diseccionen, aunque un poco de amor no estaría mal. Me conformo con la mitad si cabe en un glorioso momento. A mí de qué me sirve el recuerdo cuando estoy reclamando la eternidad No estoy soñando ni delirando. Estoy frunciendo el ceño, no es que me deslumbre al mirar al cielo. Silbando, gritando, ladrando… Aullando a dios. Yo no quiero que me diviertan ni siquiera que me entretengan. Prepárame la celda acolchada, el aislamiento sensorial. No sé si he dicho ya que estoy frunciendo el ceño porque alguien me está confundiendo cuando estoy negociando la eternidad. No estoy soñando ni delirando. Estoy frunciendo el ceño, no es que me deslumbre al mirar al cielo. Silbando, gritando, ladrando… Aullando a dios. Lástima de peso pesado en la era de lo ultraligero, subiendo la guardia, perplejo, recibiendo castigo sin parar. Un poco de amor no estaría mal
17.
Sonaba Julio Galcerá en el viaje de vuelta poniendo fin a una noche francamente turbulenta, noche de falsificadores y de adivinos de sembradores de discordia y malversadores compulsivos. Hizo falta descender hasta el infierno para reconocerlos. Todo el vino que bebimos juntos nos convirtió en seres de inframundo. Sonaba Julio Galcerá en el viaje de vuelta cuando por fin abandonamos las tinieblas con el recuerdo de los timadores y los embusteros congelados en el estanque de lágrimas de hielo. Con los iracundos y aduladores, con los estafadores, bebimos del vaso de los mil fraudes. Ya nada volverá a ser como antes. Calmamos la sed de mil demonios bebiendo de mil amores del pozo de los traidores, y en el fondo hicimos negocios, nunca más estaremos sobrios, nunca más. Sonaba Julio Galcerá en el viaje de vuelta Sonaba Julio Galcerá en un bucle perfecto...
18.
Voy a coger un taxi que me llevará muy lejos A un sitio del que nunca he de volver. Llevo años esperando en la parada y no hay ninguno con luz verde para mí. Voy a coger un taxi tapizado de recuerdos Con un conductor que charre sin parar Como un competente terapeuta que sepa siempre qué rumbo tomar. No conozco los caminos El atajo que lleva a su corazón La ruta recomendada sin dolor. Voy a tomar un taxi para no ir a ningún sitio. Voy a tomar un vodka que me aclare la garganta. Taxista de memoria fotográfica, Echa el freno y vamos a brindar. No conozco los caminos El atajo que lleva a su corazón La ruta recomendada sin dolor. No conozco los caminos El atajo que lleva a su corazón La carretera que siempre me falló No recuerdo los caminos Tal vez nunca los he recorrido Quizá con los ojos vendados Atado de pies y manos Guíame por los senderos, Protegido y no atacado Por los santos del salpicadero, por los cristos que cuelgan del retrovisor Confusión de combustible En el área de servicio Cerca del tramo prohibido Del cruce de los destinos Voy a coger un taxi tapizado de recuerdos... Taxista de memoria fotográfica
19.
Estoy flotando una vez más Dentro de este cuarto. Mis ojos sueñan que no estoy Y mis manos frenan. No sabría ni qué hacer Con tanta felicidad, Extraviando la mirada, Con tanto amor, Que me vuelve loco Y creo que voy a morir Antes de volver a verte, antes de sentirte cerca. En tu dibujo estoy de pie, Asomado al mundo, Oteando el vendaval Que traerá el futuro. El viento me transporta Y me fundo con la nada. Con tanta felicidad, Extraviando la mirada, Con tanto amor, Que me vuelve loco Y creo que voy a morir Antes de volver a verte, antes de sentirte cerca.
20.
Me vas a pillar distraído en medio del incendio que se ha declarado mientras yo fabricaba volutas de humo que me ayudaran a espantar a los fantasmas cotidianos. Mírame, soy uno más. Yo juego con las musarañas en ese cuarto donde los problemas nunca se acumulan. Allí donde nadie me va a acompañar, allí donde nadie me va a acompañar. Tengo la sensación de que las heridas no duelen, de que los golpes más fuertes me dejan indiferente, o eso quiero pensar. Yo juego con los gamusinos, somos una aberración de la madre naturaleza. Mírame, soy uno más. Jugando a pillar en el limbo, en ese sitio donde los problemas no se transparentan. Allí donde nadie me va a acompañar, allí donde nadie me va a acompañar. Tengo la sensación de que las heridas no duelen, de que los golpes más fuertes me dejan indiferente, o eso quiero pensar. Hoy tengo la sensación de que las heridas no duelen, de que los golpes más fuertes me dejan indiferente, no como años atrás.
21.
Hoy tienen entrada libre los niños y los militares sin graduación para ver esta función que no es única ni es especial. Esto no es precisamente el Gran Circo Mundial. Nuestro show cumple siempre con el más difícil todavía Nuestro simples corazones hoy laten contorsionistas. Aquí hacemos equilibrios de amor repartiendo con maestría el peso del dolor. Somos los amantes faquires de movimientos estudiados para posturas imposibles sobre la cama de clavos. Hipnotizadores de sms, eso somos tú y yo, autómatas que no lo parecen en manos del ventrílocuo del amor. Con los labios sellados nos queremos besar. Permanezcan atentos al número sensacional. Somos los amantes faquires de movimientos estudiados para posturas imposibles sobre la cama de clavos. Somos los amantes faquires con el corazón dañado para evitar dañarnos donde ya hay cicatrices.
22.
Llevo en el bolsillo un billete de 2.000, un talismán contra todo mal que alguien olvidó en mi casa. Hace tanto tiempo que no recuerdo ni quién fue. Conoces mi mirada, su punto de desesperación. Aunque sigues besándome hace muchos años que me fui rumbo a un destino interno que no puedo compartir. Pero voy a haceros una confesión: eso ya lo dije en otra canción. Llevo en el bolsillo un billete de 2.000, un talismán contra todo mal algo con lo que podría matar. Sobraría para que me pudiera emborrachar. Pero voy a haceros una confesión: eso ya lo dije en otra canción.
23.
Todos los sueños que escribí al despertar Se han presentado de golpe. Las canciones que nunca terminé han reclamado su parte. En la vieja foto del cajón Sigo enganchado a mi hermano. A lomos de un caballo de cartón. Y esta vez vamos armados... Con balas de cumpleaños. Estamos tirando a dar. Estamos tirando a dar. Destrozamos trincheras hechas de realidad. Viajan mis horas en pompas de jabón Mientras quemamos incienso Y aguantamos a tope la respiración Hasta el desfallecimiento. ¿Quien se inventa un juego que sea nuevo y que nos dé mucho miedo? ¿Quién se atreverá a desafiarnos ahora que estamos armados? Con balas de cumpleaños. Estamos tirando a dar. Estamos tirando a dar. Con nuestros tirachinas contra la realidad. ¿Dónde podemos esconder Nuestro gran botín De canicas multicolor, llenas de rabia y desesperación Estamos tirando a dar. Contra la realidad.

about

CD recopilatorio de 23 canciones conmemorativo del 25 aniversario del grupo. Se vende acompañado del DVD "Los tontos buenos tiempos", documental sobre la historia de Doctor Divago a cargo de Rubén Soler y Cápsulas Musicales.

Venta física online en www.bonavenamusica.com/shop

credits

released October 10, 2014

license

all rights reserved

tags

If you like Doctor Divago, you may also like: